lunes, 5 de mayo de 2014

Judas y Crucificados




No se si usted lector es creyente o no, tampoco conozco ni sus gustos ni sus preferencias, no conozco su punto de vista sobre las cosas, vamos que usted y yo somos totalmente diferentes, antes, ahora y después. Sin embargo siendo tan diferentes , la historia acaba repitiéndose, antes, ahora y después.
Hay siete maravillas en el mundo, no se para usted cual es la primera, yo lo tengo bastante claro para mí , la Biblia. Capaz de ser el libro más leído de la historia y pertenecer a la religión con más seguidores en el mundo a lo largo de ella. No conozco ninguna otra obra maestra o maravilla en el mundo que sea capaz de mover tanta masa de gente en la misma dirección. Semejante obra de arte no podría estar en otro lugar, independientemente de que seamos más o menos religiosos, si la hubiera leído hace 600 años, que si la hubiera leído hoy, el resultado sería el mismo. Cientos y miles de historias a lo largo de los años en cientos y miles de libros de diferentes autores, vienen a contarme lo mismo de forma diferente una y otra vez. Solo hay que saber leerla y aplicarla al día a día. Habré leído unos treinta libros de motivación, auto-ayuda y liderazgo , y al final todos me dicen lo mismo, Osho, Og Mandino, Carnegi, autores actuales como Pilar Jerico, Coelho, la autora del secreto Rhonda Byrne ... todos dicen de forma diferente lo que en su día decía la Biblia. Para no profundizar y meterme en comparaciones que me llevan al mismo sitio voy a centrarme en una historia Bíblica transpolada al mundo de la empresa y los equipos de trabajo.
De todos es sabido que Judas traicionó a Jesús entregándoselo a los romanos por unas monedas. Juzgado, castigado, criticado y crucificado. Creo que no hace falta profundizar más en esta historia. Ahora bien si nos vamos a la actualidad el mundo en el que nos movemos esta lleno de judas y crucificados y en la empresas lógicamente también.



"Es más fácil parar un Tsunami que los comentarios de la gente"


Esto pasa en el 100% de las empresas nos guste o no, y es uno de los quebraderos de cabeza de muchos empresarios de hoy en día , se ha escrito y se ha hablado sobre ello cientos de veces pero la solución no está a la vuelta de la esquina. Este tipo de comentarios comienzan cuando a uno o varios de los trabajadores empieza a contarle a su compañero de más afinidad un comentario o acción que están sucediendo en la empresa y no le parece bien. A partir de hay comienza el teléfono roto y los comentarios empiezan a correr de un sitio a otro a velocidad vertiginosa, lo peor es cuando el grupo o equipo de compañeros es un bloque , este tipo de comentarios empieza a fisurarlo porque todo comentario negativo de un compañero al que aprecias empieza a afectar incluso en el rendimiento del trabajo. La cosa continua y se agrava más cuando hay un segundo afectado y se empieza ha crear un bloque en torno a una idea en la que no se esta de acuerdo con la dirección . Es aquí donde aparecen los judas y crucificados.
Los judas, ese tipo de personas que están todo el día cabreados, quejándose, provocando e invitando a los compañeros a que hay que trasladar su cabreo a los gerentes . Este tipo de personas negativas que no están de acuerdo con nada y que minan la mente de todo el mundo . Estos son fáciles de identificar , son las personas que una vez han provocado que los compañeros , normalmente el compañero, hable y traspase toda la información a la gerencia, estos se esconden , no dicen nada y lo peor de todo cuando le preguntan por lo sucedido y tienen la oportunidad de explicar su punto de vista sobre las cosas , cara a cara o en reuniones con la gerencia , todo les parece bien y están muy agusto y contentos con su puesto de trabajo, además por si fuera poco esos días echan muchas más horas para solidificar su puesto de trabajo, salen más tarde y le hacen más la bola a los gerentes, los cuales se aprovechan de la situación para todavía hacerlos trabajar más.
Los crucificados, creo que ya os lo explicado definiendo al judas , estos son los que pagan el pato , los juzgados, azotados por gerentes y compañeros , criticados y finalmente crucificados . A lo largo de la historia a este tipo de personajes se les a conocido de diferentes formas , héroes, padres ... y ahora tontos.




Lo mejor de esta semejanza de historia es lo que pasa después , los judas una vez el compañero crucificado , mejoran su nivel de vida en la empresa (no por mucho tiempo) aceptan su situación por miedo y otro ya ha expuesto el problema que había por él. Pero eso es temporal porque el judas volverá a comportarse igual y volverá a repetirse la historia una y otra vez, hasta que los gerentes de las empresas se dan cuenta y el propio judas también y en su cargo de conciencia acaba ahorcándose , y perdiendo su puesto de trabajo.
El crucificado renace, en otra empresa incluso a veces mejorando sus condiciones actuales .



"En verdad te digo, de que antes de que cante el gallo, tres veces me habrás negado"

P.d . Aquí no hay culpables, depende de la madurez de cada persona entender los comportamientos de las otras, en su situación personal y con su entorno. Si alguno de nosotros nos pusiéramos en el lugar del otro con sus mismas circunstancias, seguramente hubiéramos actuado igual. Si hay algún culpable son los romanos. Los romanos con sus provocaciones y decisiones que descienden en cascada, que al parecer todavía no han aprendido a lo largo de la historia que... " Las grandes civilizaciones mueren desde dentro".